Buscar
Vaya al Contenido

Menu Principal:

NOVEDADES
Parasha Shemini
"¿Y tú qué tan Kosher eres?"

El término "Kosher" quizás en un principio suene complicado, pero dejémoslo de complicaciones. Kosher es un término que se utiliza en el judaísmo donde hay que tener la máxima calidad de perfección, que sea apto, adecuado o conveniente en cuanto a los alimentos, sin embargo también la base de un lineamiento Kosher es una parte de las personas, es decir estas tienen que seguir un lineamiento Kosher para hacer sus diversas actividades de una manera correcta, ordenada y entre ellas está cuando se hace un negocio "Kosher" conforme a la normatividad judía y también a la ley local de cada nación para las cuestiones de impuestos y en cuanto a los juicios también existe una manera de hacerlo Kosher con un tribunal Rabínico y si se requiere una ley local, los Rabinos darán la autorización para acudir a un tribunal de la nación, por lo que las leyes de la Torá van de acuerdo a todo lo lógico y moral que conforman a las personas, esto empieza desde la contratación de la persona y que va en cuanto se refiere a sus pagos, derechos, obligaciones y prestaciones dentro de la empresa, sin embargo aunque se tenga el concepto Kosher, este puede llegar a olvidarse, al no hacer las cosas legales, por ahorrarse algunos centavos con respecto a sus trabajadores, sin embargo todo queda bajo una ley y documento llamado contratación y si no se lleva a cabo, desafortunadamente se está desviando el camino de la Torá, Parashá Shemini hace enfasis a todo esto por si alguien se sale de la línea de la Torá y entonces el sistema Kosher se llega a caer, así mismo esto se ve reflejado con lo que paso con los hijos de Aarón en donde sabemos que en ese momento se acababa de inaugurar el santuario, pero los hijos de Aarón: Nadav y Avihú ofrecieron “un fuego extraño frente a Hashem que él no ordenó" y ¿Qué paso a consecuencia de tal acción?

Los hijos de Aarón mueren en el Santuario, aquí fue algo muy grave, sin embargo, esto nos demuestra que, si salimos de la línea de la Torá, quizás ahora no lleguemos a morir, pero si a entrar por el camino equivocado y no hacer las cosas "Kosher" como se ha dicho, lo Kosheres importante en todos los aspectos como hemos mencionado, la fórmula es muy sencilla, es simplemente hacer las cosas correctas, legales, honestas, conforme a la Torá.

Por otro lado Sheminí ya entra en detalles sobre los alimentos permitidos para ingerir de animales y como un ejemplo son los terrestres pero estos están permitidos sólo si tienen las pezuñas partidas y son rumiantes; los peces deben tener escamas y aletas; una lista de aves no Kosher es dada, y una lista de insectos Kosher (cuatro tipos de langostas), por otro lado habla del tema de la limpieza ritual a través de la mikve (una pileta de agua con características especiales) y de los manantiales. Con lo cual el Pueblo Judío es mandado a “diferenciar entre los impuro y lo puro.”

En las últimas Parashot hemos visto desde la construcción del Mishkan (Tabernáculo) hasta las instrucciones y actividades que recibieron los Cohaním (sacerdotes) y los levitas con respecto de los sacrificios y sus tareas específicas para la santidad. Los Cohaním tuvieron siete días de entrenamiento y al final el trabajo se logró en el octavo día, al inaugurar el Mishkan.

Por lo tanto, debemos hacer las cosas de una manera correcta, una forma Kosher para todo y en especial cuando tenemos una base fundamental que es la Torá y si nos revelamos, entonces esta base sufre un colapso quedando olvidada y nos volvemos impuros espiritualmente y de esta manera aprendemos de aquí, que siempre debemos tratar de ser lo mejor que podamos hacer, quizás no tan perfectamente, pero ir aprendiendo cada día algo nuevo en nuestras vidas.

¡Shabat Shalom!










 
Copyright 2015. All rights reserved.
Regreso al contenido | Regreso al menu principal