Rabino Sergio Slomianski - La Kehile

Buscar
Vaya al Contenido

Menu Principal:

NOTIKEHILE
B´H
PERASHAT  VAYAKEIL– PEKUDEI
HAJODESH
PERASHAT VAYAKEL
Está perasha comienza con el precepto de guardar el Shabat , como está escrito:

“Seis días trabajarás  y el séptimo día será sagrado para ustedes. Un día de completo descanso para D-os (Shmot 35:2)”.
La pregunta por realizar es por qué en este preciso lugar vuelve a mencionar la Torá el no hacer trabajos prohibidos en Shabat, (como un preámbulo al proyecto de construir el Mishkán

-Tabernáculo-) siendo que el concepto del Shabat  ya se  ha mencionado anteriormente. La respuesta que Rashi nos da, es que no debemos trabajar en Shabat inclusive para cumplir con la mitzvá  de erigir un Mishkán que es la casa de D-os.

En ocasiones la persona puede contemplar el transgredir ciertos preceptos de la Torá, argumentando que el resultado final, será el kavod Shamaim (para el honor de D-os); pero la misma Torá nos enseña aquí, que aún cuando uno pensara que no hay cosa mas grande que el construir una cada para D-os, esto no justifica el transgredir el Shabat para alcanzar este fin.

Rabi. Eljanan Wasserman cuenta una parábola para ilustrar este punto:

En una ocasión un emperador mandó  a su ministro más leal  a una importante misión. Tenía que encontrarse con el rey de otro país para hablar de ciertos asuntos, pero tenía advertido que por ningún motivo hiciera una apuesta con el rey.

El emperador le dijo claramente a su asistente: recuerda que por ningún motivo podrás hacer una apuesta”. Cuando este ministro se encontraba frente al rey de ese lugar discutiendo temas relevantes a su misión, de repente el rey le dijo: “nunca antes había visto una persona con una joroba tan grande como la suya” a lo que contestó el asombrado ministro: “pero si yo no tengo joroba alguna. “Entonces el rey le dijo: “veo claramente que sí la tiene y no solo eso, sino que estaría dispuesto a apostar un millón de monedas que lo que digo es cierto, lo único que le pediré es que se quite su camisa para que así todos puedan observar que tan jorobado está usted”. El ministro restaba a punto de apostar cuando se acordó de la advertencia de su emperador de no entrar en ninguna apuesta pero en eso pensó : Aquí es diferente , yo no tengo duda alguna de que soy jorobado, así que si apuesto ciertamente ganaré  y estoy seguro que si pudiera consultar  con mi emperador me permitiría realizar la apuesta”. El ministro hizo la apuesta en ese momento y al desvestirse frente al rey y frente a todos los demás presentes, pudo probar efectivamente que no tenía joroba  alguna y por consiguiente pudo ganar la puesta.

Seguido de esto, el ministro se fue rápidamente y con gran alegría a relatar la maravillosa noticia al emperador. Sin embargo, al enterarse de lo ocurrido, el emperador con gran enojo dijo: “¿Cómo te atreviste a desobedecer mis ordenes de no hacer ningún tipo de apuesta con ese rey? ¡Has cometido un gran error!, podrás haber ganado un millón de monedas pero yo perdí 10 millones de monedas, ya que aposté con ese rey que el no podría convencerte voluntariamente de quitarte la camisa frente a él y frente a los miembros de su corte, así que tu pequeña ganancia es mi gran pérdida”.

Esto es lo que dice Rabi. Eljanan Wasserman que sucede con quien piensa que puede anular los preceptos de D-os racionalizando, que lo que hace es mejor para el Creador, podrá pensar que hay gran ganancia, pero la pérdida incurrida resulta ser mucho mayor.
PERASHAT PEKUDEI

La perashat de ésta semana nos explica como Moshe detalla los costos incurridos en la construcción del Mishkán (tabernáculo) ¿Cuál es la razón de que Moshe podía haberse apropiado de algunas contribuciones para su uso personal. Por lo tanto Moshe optó por demostrar que cada moneda o artículo  recibido fue utilizado precisamente para el Mishkán (Shemot Raba Perashet Pikudei).

Existe un relato acerca del afamado tzadik, Rabi. Arye Levin, conocido por su admirable cualidad de juzgar a las demás personas favorablemente. En una ocasión él contó a otra persona como adquirió este atributo: “Sucedió  que tuve que atender el funeral del Rabi Eliezer Rivlin , respetable tesorero  de fondos de tzedaká  en Jerusalem.

Rabi. Rivlin tenía un amigo íntimo llamado Rabi. Shmuel Kook quien había sido un compañero de trabajo por treinta años. Cuando el funeral comenzó me percate que Rabi. Shmuel Kook entró a una florería  para adquirir una maceta. “Yo me quede consternado de ver eso y me acerque a Rabi Kook para llamarle  la atención. “¿Es ésta la forma de comportarse en el funeral de un amigo de toda la vida?” le dije “Acaso no podía encontrar usted un momento mas propicio para comprar una maceta? ” Entonces él clarificó su comportamiento, dijo que el se había hecho amigo de alguien  que estaba hospitalizado con una enfermedad altamente contagiosa, y precisamente el día anterior esta persona había fallecido. Los doctores bajo las circunstancias, ordenaron que todas las posesiones del occiso fueran quemadas para prevenir cualquier riesgo de propagar la enfermedad. Cuando Rabi. Kook se entero de esto pidió a los doctores (que no eran judíos) que por favor permitieran que los tefilin del fallecido no fueran quemados, sino enterrados (siendo que esto es una manera más “mejubad” (respetable) de deshacerse de aquellos tefilin). Los doctores finalmente accedieron al pedido diciendo, que si obtenían una maceta permitirían que los tefilin fueran enterrados en ella, teniendo como tiempo límite las doce del día para traer la maceta.

Por lo mismo, Rab. Kook se vio en la necesidad de abandonar la procesión funeraria de su mejor amigo para poder cumplir con aquel requerimiento. Fue en ese preciso momento que tomé la firme resolución de juzgar a los demás favorablemente”. (Ish tzadik Hayá).
Este atributo de juzgar bien al prójimo, faltó entre aquellos que juzgaron desfavorablemente a Moshe, siendo que el fue en todo momento el prototipo del líder que se entrega y sacrifica por el bien del pueblo.

El poder cultivar este atributo para poder fomentar la paz, unión y armonía dentro de nuestro pueblo es algo que todos debemos aspirar.

 
Copyright 2015. All rights reserved.
Regreso al contenido | Regreso al menu principal