Jaime Levit - La Kehile

Buscar
Vaya al Contenido

Menu Principal:

NOTIKEHILE
"Cuentas conmigo"
El hacer cuentas para algunos les resulta muy fácil, pero existen otros que les es más difícil y esto se vio reflejado cuando en nuestra época escolar llevába la materia de "Matemáticas" y nos resultaba difícil, pero existía aquel estudiante que adoraba los números, pero cada quien tenía un don diferente y esto nadie lo discute.
Todos sabemos que la Torá no se le escapa ningún detalle, ella menciona datos de números, cálculos, porcentajes, muchas cosas que se deben llevar con mucha precisión para que llevemos una vida ordenada y lógica.
Comenzamos un nuevo capítulo dentro de la Torá llamado "Bamidbar" está menciona al desierto y este  representa muchos retos, se carece de elementos que puedan a llevar al hombre a poder vivir, sin embargo los milagros a veces suceden gracias a Hashem y el desierto se convierte como una prueba en la que Hashem está presente con el pueblo judío. En la parasha Bamidbar se representa la salida del pueblo judío a un reto, es una forma de crecimiento como tal.
Esta semana se lee la parasha Bamidbar, en ella estamos llevando a la práctica todo lo que hemos estado mencionando y donde Hashem manda hacer un censo de las 12 tribus de Israel, para formar un ejército.
Cuando se habla de un conteo, este conlleva la responsabilidad de saber con cuantos miembros contamos, para saber realmente con quienes contamos y al final forman todo un equipo de trabajo, por así mencionarlo ya que un censo representa que cada judío es importante. Los cabalistas resaltan que así como 600.000 almas judías se pararon frente al Monte Sinaí para recibir la Torá, así también, hay 600.000 letras en un rollo de la Torá (incluidos los espacios en blanco entre las letras). Y así como un rollo de Torá es inválido si falta tan solo una letra, del mismo modo el pueblo judío necesita que todos y cada uno de nosotros trabajemos en conjunto siendo todo un equipo de trabajo.
Cada uno de nosotros somos importantes, quizás algunos tengamos ciertas virtudes que otros, pero eso no limita que cada uno pueda aportar sus dones y
Cuando todo se une, es cuando realmente somos un pueblo judío, si empezamos a ser egoístas, esto conlleva a que el equipo de trabajo no funcione y no podamos llegar a nuestros objetivos y en medida que nos unamos más, Hashem observa esto y es cuando va a llegar el Meshiaj, por lo que es importante mantener la unidad.

 
 
Copyright 2015. All rights reserved.
Regreso al contenido | Regreso al menu principal