Becky Krinsky - La Kehile

Buscar
Vaya al Contenido

Menu Principal:

NOTIKEHILE
 
Cuando lo que haces no es suficiente para los demás…
La dedicación y la pasión que uno le pone a la vida es un regalo para uno mismo.
Nada peor que sentir que hagas lo que hagas, tus esfuerzos no son valorados y además son mal vistos o criticados con severidad. La opinión de los demás, es una gran bendición y una maldición.  Por un lado, es importante y muy halagador ser reconocido y valorado por los otros. Una buena relación es una parte fundamental para el trabajo y el camino hacia el éxito. Sin embargo, si uno solo se limita a ver o a esperar la validación externa acerca del compromiso propio, sin querer está cavando su propia tumba, porque seguramente el amor y la dedicación que uno tiene hacia las cosas que hace, es mucho mayor a la opinión que otros puedan tener al respecto. Es difícil que reconocer el esfuerzo que no es propio.
Hay gente bien intencionada, objetiva, que busca lo bueno de las personas y las motiva a seguir creciendo, por lo que trabajar con ellos es un verdadero placer.  Sus opiniones son constructivas y sus acciones promueven el desarrollo personal y su de trabajo será altamente motivador y efectivo. Pero, también existen las personas envidiosas, egoístas y narcisistas con intensiones personales que no tienen el mínimo interés de ayudar a nadie. Tratan a la gente como inferiores y creen que gracias a ellos las cosas funcionan mejor… claro que solo quieren ayudar a las personas que los alaban y los admiran. Dejan muy claro saber que es su manera, es la única forma de pensar y trabajar, así que, si no haces lo que ellos requieren, lo que tú haces, para ellos no tiene valor.
Sea como sea el asunto, es muy frustrante trabajar con pasión, dedicación y compromiso, para que al final del día, no reconozcan tus esfuerzos y además te los critiquen.
Cuando hay corrupción, política interna o emociones mezcladas con la dirección y el liderazgo de las compañías o las instituciones, una persona que no es querida, haga lo que haga, nunca será bien valorada. ¿Entonces que se debe de hacer en estas situaciones? Tristemente es mejor retirarse. Dejar que la gente que tiene sus políticas personales y sus valores comprometidos sigan manejando las cosas como ellos creen que es la mejor manera y dejar que las cosas caigan por su propio peso. Saber salirse de un lugar donde uno no es querido, reconocido o valorado es un acto de amor propio. Una decisión difícil, dolorosa y necesaria para poder vivir en paz con uno mismo.
El amor y el valor hacia otros es una cuestión muy difícil de imponer, ya que es una acción que depende de otros, sin embargo, el respeto a uno mismo es algo que se debe y se puede pedir, siempre y cuando sea la persona misma la primera que se dé a respetar.
 
www.recetasparalavida.com
La receta
Amor y respeto propio
Ingredientes
•            1 pieza de aceptación- reconocer que no siempre hay intenciones puras, y no le vamos a caer bien a todos
•            2 pedazos de compasión-  entender que hay ocasiones que la gente se compromete y pierde la noción de la verdad  
•            2 cucharadas de tolerancia- aceptar que uno es valioso a pesar la crítica o la desilusión
•            1 vaso grande de fortaleza- valor para no caer en el maltrato ni dejarse lastimar
•            1 pizca de humor- encontrar una razón para reír y aprender una buena lección
Recomendación del chef: Hay que tener los valores personales firmes para no caer en la manipulación de gente que se cree más poderosa o importante. Uno no debe de ser parte de la locura y el maltrato de los demás, aprende a tomar distancia emocional a pesar de que el proyecto o el trabajo parezca fenomenal.   
Como retomar el respeto propio
1.Es importante reconocer que uno solo es responsable de las acciones propias.  No se puede hacer nada para que te quieran o te valoren los demás, esa es una elección que no está en el control personal, sin embargo, uno se puede proteger y hacer que respeten y no maltraten.
2.Uno siempre tiene que hacer su mejor esfuerzo, aunque este no sea valorado debidamente. La vida da muchas vueltas, los que hoy están en la cima, mañana pueden no estar, pero uno siempre tiene que vivir con la conciencia limpia y con el corazón tranquilo sabiendo que hizo lo mejor que supo.
3.Las personas que no te valoran también pueden tener una opinión importante para mejorar. A pesar del dolor que causa sentirse no apreciado, ni reconocido, escuchar la crítica puede ayudar a obtener una nueva perspectiva, encontrar nuevas oportunidades y abrir otras posibilidades.
Si no puedes estar cerca de gente que te quiere y te valora, cuídate y fortalece tus valores, no dejes que te consuman o te nulifiquen, todos somos personas valiosas y dignas de ser respetadas. *Prohibida su reproducción total o parcial sin el permiso escrito del editor y sin citar la fuente. Copyright © 2005-2017 Recetas para la vida TM. Todos los Derechos Reservados Recetas para la vida.
 
 
Copyright 2015. All rights reserved.
Regreso al contenido | Regreso al menu principal