Becky Krinsky - La Kehile

Buscar
Vaya al Contenido

Menu Principal:

NOTIKEHILE
Agresión verbal; una ratera de tu paz emocional
TE HACEN SENTIR DE MENOS, TE GRITAN O TE INSULTAN SIN RAZÓN Y ¿TE DEJAS O TE CREES LO QUE TE DICEN?
Becky Krinsky – Recetasparalavida.com
El problema más serio de vivir o rodearse de personas agresivas, radica en que estas son seres negativos que crean un medio ambiente incómodo y corren las relaciones. Cuando te rodeas de personas agresivas o prepotentes que te critican de todo y por todo, te llegas a acostumbrar a escuchar ese lenguaje rudo, injusto y doloroso. Sin darte cuenta, poco a poco, te comienzas sentir de menos y te sometes a las falsas creencias de estas personas que te lastiman. Sin querer tu autoestima se daña, pierdes tu brillo interno y las ganas de luchar por ti.
El abuso emocional es un problema común y difícil de tratar, porque sus heridas no se perciben a simple vista, sin embargo, sus cicatrices emocionales quedan marcadas para toda la vida. Cuando uno vive en un ambiente agresivo, de alguna manera cree que esa es la única manera de vivir. Además, entre más  lastimen, insulten o atormenten, a cualquier persona, más difícil será poder liberase de ese maltrato. De hecho, en muchos casos, llega el momento se llegan a acostumbrar y se creen lo que les dicen.
A pesar de que las personas que lastiman insisten que ellas no son agresivas, que solo dicen las cosas que son importantes y necesarias porque…  “te quieren y te dicen las cosas por tu bien” en realidad solo hieren porque no cuentan con herramientas adecuadas para poder expresar su frustración, malestar o su inseguridad.
Afortunadamente uno tiene el poder de cuidarse y protegerse ya que nadie tiene el derecho de lastimar a nadie a menos que uno lo permita. Si alguien decide gritar, ofender, insultar y tratar mal, posiblemente, uno no puede hacer mucho para cambiar esa horrible situación. SIN EMBARGO y por supuesto uno si se puede proteger emocionalmente, tiene el derecho de cuidarse y lo más importante tiene la responsabilidad de quererse y vivir en plenitud.  
Cuando se puede aceptar sin conflicto, que la otra persona puede tener SU punto de vista, el cual, es igualmente valioso que el propio, entonces no importa si grita y trata de ofender.  Su opinión se percibe como una opinión iracunda, casi imprudente por lo que ya no se permite que esta tome una forma de ofensa, se encuentra respeto propio y finalmente, se llega al punto donde la persona se valora, se puede defender o bien se aprende a proteger.   
No es un camino fácil, pero es la mejor opción que se tiene para mejorar la calidad de vida.
La violencia y el abuso son rateros que además de quitar la alegría y la paz emocional, crean heridas profundas, asignan palabras crueles, imponen creencias irracionales e causan miedo, inseguridad y dolor. Ten valor para quererte y para encontrar una mejor manera de vivir, tu vales y nadie tiene el derecho de hacerte sentir lo contrario.
www.recetasparalavida.com
La receta
Fortalece tu poder personal
Ingredientes
3       tazas de aceptación – reconocer que todo ser es valioso, único e irremplazable
1       rebanada de valor – fortaleza dejar ir la ira de los demás  
2        manojos compromiso personal -  buscar una calidad de vida digna, alegre y pacifica
1       cucharada de confianza –  fe y seguridad  para poder mejorar cualquier situación
2       gotas de buen ojo – aprender a encontrar lo bueno, positivo y nutritivo en lo que sucede
Recomendación del chef: Cuidado con caer en el círculo vicioso del maltrato. La persona que siente que no vale, siempre busca personas y situaciones que se lo recuerden, así esta permite que la maltraten para que ella se recuerde lo poco que vale.
Como se puede liberar de la agresión emocional:
  1. Nadie te puede     maltratar si tú no lo permites.     Cuando uno se comienza a respetar, pone el límite al abuso y las ofensas     se diluyen.  La autoestima se trabaja diariamente.  
  2. Las ofensas, gritos y     maltratos no hablan de uno, sino de la persona que no sabe controlar sus     emociones. Esperar a que pase la     tormenta de la agresión permite recaudar fuerzas para esperar que llegue     la calma y poder dialogar sin pelear o lastimar.
  3. Cambiar el foco de atención     de los comentarios hirientes, permite tomarlos con la buena intensión que     intentaron ser expuestos. Tratar     de tomar la crítica como un comentario constructivo, no como un ataque     personal, diluye la agresión y por supuesto cambia la dinámica, anula al     agresor y fortalece a la víctima.
“Si dejas de nutrir y fortalecer al agresor, sus palabras hirientes, dejan de crecer y la relación puede florecer.”

 
 
Copyright 2015. All rights reserved.
Regreso al contenido | Regreso al menu principal