Becky Krinsky - La Kehile

Buscar
Vaya al Contenido

Menu Principal:

NOTIKEHILE
¿Cómo mejorar las relaciones que se han dañado por el resentimiento?
Vivir con resentimiento es vivir atorado en el pasado. Lo que impide poder perdonar y ser feliz     

Es curioso que cuando sucede algo gracioso o chistoso reímos, olvidándolo casi de inmediato. Sin embargo, cuando pasa algo que nos hace enojar y lastima, repetimos la escena en la mente una y mil veces. Con lo que se logra, revivir e intensificar el recuerdo del mal rato, además de crear un resentimiento mayor, causa más enojo, más coraje y desde luego se hace una ruptura en la relación afectada.

 El recuerdo que se revive, torna a los pensamientos en un bagaje pesado. Impregna al alma de reproches y sentimientos que amargan o contaminan las nuevas experiencias impidiendo que la persona que retiene el rencor corre el riesgo de no poder fluir con agilidad emocional y, por si fuera poco, contamina la capacidad para sentir alegría, paz y felicidad.

La realidad es que la vida se pasa muy rápido. Mucho más pronto de lo que el rencor puede sanar. Cuando se vive con resentimiento, uno habita en la zona postal del rencor, la tristeza y la soledad. Es vivir con una herida abierta y no dejarla cicatrizar jamás.

 El resentimiento puede desintegrar familias, romper amistades, contaminar parejas, intoxicar el alma, y por si fuera poco ciega y distorsiona la realidad. No existe dolor, malentendido o injustica que justifique tanta perdida. Suficiente con haber pasado por un mal rato como para que se tenga que revivir hasta enterrar el bienestar personal.
Mauricio y Samuel son hermanos ambos, tienen una edad avanzada y se encuentran atrapados en un terrible resentimiento. Las peleas por la herencia ocasionaron grandes disgustos, enojos y frustraciones que el tiempo aún no ha podido borrar. El rencor los ha envenenado y hasta, les impide acompañarse y apoyarse, incluso ahora, cuando están pasando por momentos tan difíciles que se necesitarían mutuamente.  

Mauricio sufre por su mujer, hace poco le diagnosticaron un cáncer mortal. Samuel por su parte, acaba de salir por una operación muy delicada su recuperación ha sido lenta, angustiante. Por culpa del resentimiento ambos hermanos sufren solos, cada quien en su esquina sin poderse acompañar. Samuel sufre porque su único hermano nunca lo llamó ni se preocupó por él, incluso luego de que fue informado que Samuel preguntaba por él con mucha insistencia.

Linda sufre porque desconoce la razón por la que su hija se enojó con ella. Este enojo las separo tanto que Linda no le han dejado ver a sus nietos en años.
El rencor ha hecho en estos casos que TODOS sufran en silencio, sin poder contar los unos con los otros. El resentimiento carcome por dentro y no permite ver como se ha deteriorado su calidad de vida.
www.recetasparalavida.com
La receta
Liberando el resentimiento
Ingredientes
1 taza de responsabilidad- dejar de buscar culpables y reconocer las fallas propias
2 cucharadas de valor-  dejar ir y aprender a perdonar para seguir adelante
1 lata de gratitud – agradecer por lo que se tiene y dejar de ver lo que se perdió
1 manojo de respeto -  reconocer que cada ser tiene sus cualidades y sus defectos
1 pizca de ojo noble- encontrar lo positivo que aporta cada ser a la vida
Recomendación del chef: No dejes que el resentimiento invada tus pensamientos porque cuando esto sucede muy difícilmente podrás liberarte y casi es imposible poder perdonar o dejar ir el dolor. Además de que solo envenena y destruye todo lo bueno que puedes llegar a tener.
Como se puede diluir el resentimiento:
  1. La vida se pasa demasiado rápido para malgastarla en cosas que solo     lastiman. Vivir     con resentimiento no lleva a nada por más razón que se tenga en estar     enojado el rencor impide sanar heridas causadas por malentendidos y le     quita todo lo bueno que tiene la vida.
2.     Ser feliz es una decisión personal que implica aprender a soltar el dolor. No se puede cambiar lo sucedido, pero sí se puede determinar qué actitud se debe tomar. A pesar de que más difícil permanecer positivo cuando pasan situaciones dolorosas cuando se deja ir al enojo y el resentimiento, uno vive mejor y el beneficio es automático.   
3.     Aprender a perdonar y perdonarse es el secreto más valioso para tener una vida sana. Cuando se acepta que nadie es perfecto y que es de humanos equivocarse o, se forja un carácter valioso, compasivo, mejora sus relaciones personales y por lo tanto logra tener una vida con sentido y sobre todo vive en paz y armonía con el universo.
"Un resentimiento, por más pequeño que sea, si no se resuelve se multiplica y pudre el alma llenándola de amargura y dolor."
*Prohibida su reproducción total o parcial sin el permiso escrito del editor y sin citar la fuente. Copyright © 2005-2017 Recetas para la vida TM. Todos los Derechos Reservados
 
 
Copyright 2015. All rights reserved.
Regreso al contenido | Regreso al menu principal